RECORTES NO

domingo, 1 de marzo de 2015

Reencuentro de Babilónic@s

Allá por principios de siglo (de éste, naturalmente), Ari, Fran, servidora, y algun@s voluntari@s más del COGAM, cuando éste todavía tenía su sede en la calle Fuencarral, colaborábamos en el programa Luna de Babilonia

Hoy todavía se emite este espacio de radio, pero est@s 3 ex-compañer@s que hoy, 13 años después, nos hemos reencontrado, hace mucho que dejamos de hacerlo. Me fui a Barcelona en mayo 2002, y desde 2007 que regresé a Madrid me venía preguntando si nos podríamos volver a ver, porque nos llevábamos muy bien.

Servidora, Ari y Fran
Hoy por fin lo hemos conseguido, y ha sido muy gratificante. Tenemos todos esos años más, pero seguimos siendo l@s mism@s. Ari y yo tenemos otra pareja, Fran sigue con el mismo de siempre, tan chispeantes los dos como siempre fueron, dedicándose a lo mismo de siempre, aunque más alejados de la militancia activa, igual que nosotras. Será que hemos envejecido, o que sencillamente decidimos, un@s antes, otr@s después, que esa etapa de nuestra vida tenía que cerrarse, después de dedicarnos a aquellos menesteres. 

Fran, Ari y Alberto
Era de esperar que habláramos más del presente que del pasado. Supongo que eso es señal de que no somos vejestorios con afán desmedido de contarnos batallitas, y tampoco se trataba de renegar de nada de lo que hicimos, porque de verdad que lo pasamos muy bien haciendo radio junt@s.

Nos despachábamos a gusto metiéndonos con la Iglesia Católica y el gobierno de Aznar, y hoy me pareció que retomábamos la conversación donde dejamos nuestro último programa, al estilo Fray Luis de León: "cómo decíamos ayer...". Hoy el Gobierno es de Rajoy, y nuestras dianas fueron Cospedal, Rouco Varela, Rita Barberá, la reforma laboral, los recortes y la Ley Mordaza. Seguimos pensando igual en un escenario similar, aunque sin duda peor que entonces. La verdad, hubo un atisbo de amargura por eso mismo: nos hemos dado cuenta de que no hemos sabido hacer lo suficiente para que la situación no llegara hoy adonde ha llegado. Ha sido la única nota triste de esta tarde de domingo y reencuentro.

Al menos -me consuelo yo- aunque no hemos podido cambiar el mundo, el mundo no ha podido cambiarnos a nosotr@s. Y continuaremos viéndonos, disfrutando de nuestras respectivas novedades, que se anuncian felices a pesar de todo.

8 comentarios:

votaycalla.com dijo...

¿Radio también? Eres una caja de sorpresas ;)

Es triste darse cuenta de que por mucho que se luche el sistema reaccionario siempre está ahí, en pie, empujándonos hacia atrás. Supongo que se trata de que nunca falte gente relevándose para hacerle frente al tsunami capitalista/neoliberal y evitar así que la presa de los derechos sociales se derrumbe.

mariajesusparadela dijo...

La gente de mi generación (jubilados ya) puede decir lo mismo: tanta lucha y hoy vemos que se pierde todo lo conseguido.

Olga Baselga Calvo dijo...

Votaycalla: Sí, también he hecho radio. :-)
Y efectivamente es como dices: la lucha de los justos es hermosa de por sí, aunque no se vea coronada por la Victoria.

Es muy duro, Mª Jesús, sin duda. Pero no nos queda otra que volver a empezar.

LittleParrot dijo...

La lucha desde las ondas es igual de necesaria que la lucha desde cualquier medio no manipulado. Ahí es donde se encuentran las opiniones honestas que no tienen miedo a manos que les tapen la boca.

El escenario como bien dices es similar, solo que creo que ahora nos damos más cuenta de todo lo que nos rodea y estamos mucho más asqueados.

Feminista Cabreada/ Pissed-Off Feminist dijo...

Si haceis algun programa de radio, poned podcast!

(soy Luisa de http://laswebsitesdeluisa.com/revolucionesfeministas/ pero blogger no me deja firmar)

Olga Baselga Calvo dijo...

LittleParrot: Así es. Sigue siendo necesario darles mucha caña a esos impresentables.
Feminista Cabreada: Ojalá volvamos a hacer radio algún día. Descuida, que me agenciaré el PodCast y lo enlazaré. En cuanto a lo de la firma, es curioso: mira que estoy registrada en WordPress y comento otros blogs, pero en el tuyo no me deja...

sonieta dijo...

Qué bonito encuentro! Siempre es agradable encontrarse con personas a las que nos une un afecto profundo y con quienes hemos compartido momentos en nuestras vidas.
Abrazos :)

Olga Baselga Calvo dijo...

Cierto, sonieta, es hermoso y refrescante.
Creo que es la primera vez que leo un comentario tuyo, y tampoco conocía tu blog. Me gusta.