RECORTES NO

viernes, 26 de septiembre de 2014

Las abejas en peligro, el planeta también

Ya escribí hace tiempo sobre el tema de las abejas. Ahora, 3 años más tarde, tengo que citar las 2 primeras frases del llamamiento de Avaaz.org, para recordaros que el problema sigue sin resolver:

"Miles de millones de abejas se están muriendo en silencio y toda nuestra cadena alimenticia pende de un hilo. Las abejas no solo fabrican miel -- son una fuerza de trabajo enorme, poderosa y humilde que poliniza el 75% de las plantas que cultivamos."

Ya lo decía Albert Einstein: "la humanidad desaparecerá cuatro años después de que las abejas mueran. Y no por falta de miel para endulzar el café". Parece que nadie le hizo caso. Quizá ni siquiera el propio Einstein se imaginaba, cuando pronunció esa frase, las burradas que el ser humano iba a cometer en los años siguientes contra los imprescindibles organismos vivos que garantizan nuestra supervivencia. Ahora, por una vez, son los EE.UU. los que tienen en su mano la prohibición de tóxicos que, de producirse, provocaría una reacción en cadena en la agricultura mundial que reduciría drásticamente la muerte masiva de nuestras queridas y vitales abejas. Por eso es importante apoyar la iniciativa firmando la petición: https://secure.avaaz.org/es/save_the_bees_us_pet_loc/?cleaFeb.

Iremos sabiendo, poco a poco y seguramente más tarde que pronto, en qué medida los pesticidas, por un lado, y el ácaro Varroa, por otro, han influido en la muerte de las abejas. Bowman determinó que era este último el gran culpable, pero es evidente que los pesticidas han sido -y son- uno de los agentes, si no el principal, de la exterminación de las abejas. Por supuesto, otros muchos insectos beneficiosos, afectados por los agentes tóxicos, han arrastrado hacia la extinción a otras especies animales que se alimentaban de ellos. La cadena alimentaria es implacable, pero el ser humano, por motivos que desconozco y hace años renuncio a comprender, no se replantea sus actuaciones, ni siquiera cuando su propia supervivencia está en juego. ¿¿¿Animales racionales??? Jajajajajaaaaaaaaa.

2 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Gracias a Monsanto y compañía, cuyo único afán es hacer caja. Con las fumigaciones las abejas se desorientan y no saben volver a la colmena: ellas mueren y la reina también.
Comeremos billetes. Sí y monedas.

Olga_C dijo...

Efectivamente, Mª Jesús. Caja, caja y más caja. El ansia vivaaaaaa... Yo no sé para qué querrán tanto dinero, no me cabe en la cabeza.