RECORTES NO

domingo, 4 de noviembre de 2012

En esta tarde gris

Tarde gris, parque verde. Es como aquello de "mañana de niebla, tarde de paseo". Cuando llegan las lluvias del otoño, reverdezco como las plantas.

Ha llovido gran parte de la mañana, igual que ayer. Tuve que ponerle el chubasquero a Toby para acompañarle en su paseo. El parque y su Arroyo Culebro reventaban de brotes de hierba, que Toby supo aprovechar para su purga periódica. El aire es limpio y vitaminado.

En esta tarde gris no voy a morir ahogada en llanto, al contrario. Tengo muchas cosas estimulantes que hacer, concentrada y en silencio. Como también me estimula esta versión de la gran Martirio, cantando tango con su quejío característico. Lo siento por los puristas "juliososinos", pero Martirio es mi debilidad, mi vitamina.

La fusión musical es mi lluvia de otoño en el secano castellano. Ya flipé con Bebo y Cigala en su versión de Lágrimas negras, pero hoy, bajo este cielo plomizo, el tango visto por Martirio es mi copa de vino con queso de oveja.

1 comentario:

mariajesusparadela dijo...

Cuántos años hace que no saco a mis "Tobis" a pasear...veinte años hace ya que solamente abro la puerta y ellos se montan su propia fiesta.
Es cierto que, a veces damos largos paseos, pero ellos a su bola, sin correas ni collares, corriendo a su ritmo, esperándome cuando les parece, siguiendo rastros de sabe dios qué animales.
Pero también a mi me gusta la lluvia y ver como el campo se renueva con manto verde recién estrenado.
Lo malo es que los días se hacen cortos y hay que volver a casa, encender la chimenea y disfrutar de ese queso y ese vino, leer y, a veces, llorar en paz.