RECORTES NO

martes, 27 de noviembre de 2012

Si educamos solAs, ¿quién es responsable?

Uno de los argumentos más repetidos entre los enemigos de la adopción en familias homoparentales es el de las "gravísimas" consecuencias que sufriría el niño por la carencia de la figura masculina/paterna o femenina/materna (anda queeee...). En el caso concreto de las parejas de mujeres -mucho más que en el caso de parejas de hombres, bastante más escasas- el argumento se desmonta solo, ya que, desde la noche de los tiempos, los niños y niñas han estado al cuidado exclusivo de las madres, y el padre ha estado -en el mejor de los casos- ausente, cuando no era sencillamente desconocido. Aquello de "se fue a por tabaco y no volvió" no sólo es un chiste, sino algo muy real y frecuente.

Limitándonos tan sólo a las 3 últimas generaciones -digamos desde el final de la Guerra Civil- abundan los casos de niños/as criados por madres solteras o arrejuntadas con hermanas/cuñadas/vecinas, viudas de guerra o posguerra, abandonadas (voluntariamente o no), etcétera. Por si fuera poco, los innumerables relatos de o sobre esas criaturas sin padre tienden a concluir que mejor les ha ido así, a pesar de las estrecheces que un sueldo de mujer sola les haya supuesto, antes que haber sufrido el lastre o violencia de un padre borracho, insensible ("desafecto", como dice farala), cobarde o accidental/irresponsable.

Aun limitando más nuestro "corpus" de entornos familiares female only a los últimos 30 años (una generación bien contada), las infancias de niños sin padre -o con muy poco padre- se asientan en libertad y casi sin traumas, gracias a la ley del divorcio, liberación de la mujer, subvenciones a madres solteras, cambios radicales y rápidos en las mentalidades colectivas, etcétera. 

Pues bien: si aceptamos lo antedicho como cierto, entendemos no sólo que un número significativo de adultas y adultos actuales se han criado sin la figura del padre, sino que, por lógica, una parte significativa de su input educativo ha sido trasmitido por mujeres. Pero voy más lejos: incluso en los casos en que un buen padre (o al menos "decente") ha estado presente en el hogar, en matrimonios longevos y felices, la figura de la madre se ha reforzado, dignificado y visibilizado mucho en los últimos 30 años, gracias a la mencionada evolución de las mentalidades con respecto a las mujeres. Hay muchas y buenas razones para pensar, por tanto, que en los valores trasmitidos a los hijos han pesado muchísimo más las mujeres que los hombres.

No se puede decir, por tanto, que la mentalidad machista/patriarcal haya tenido demasiadas posibilidades de trasmitirse a través de los hombres -teóricamente sus beneficiarios- de los que nos seguimos defendiendo a través de muy diversas políticas: leyes de cuotas y anti-discriminación, campañas pro-denuncias de violencia, concienciación pro-dignidad de las mujeres... Por el contrario, desde hace más de tres décadas, y con unas leyes razonablemente progresistas, vemos a nuestro alrededor a innumerables súper-mujeres que se valen solas como madres perfectas, educadoras infalibles, trabajadoras impecables, blaaablablabla... 

ERGO, yo me pregunto:

  1. ¿De dónde salen los hombres que ejercen la violencia machista? ¿Han ido a una academia secreta para matones sin que se enterasen sus madres? Y si es cierto que no hay agresor sin víctima, ¿cuándo y dónde abdujeron a las mujeres agredidas/engañadas/abusadas para enseñarles a llegar a esa situación desesperada/desesperante? 
  2. ¿Por qué las heteras de hoy entre 20 y 45 años, excepto cuando buscan premeditadamente un padre ad hoc para sus hijxs, se enamoran perdidamente del machote-malote-chuloplaya-desequilibrado y no del intelectual-gafotas-pagafantas o del romántico tierno y humilde? ¿No se dan cuenta de que ensalzan al ejemplar más vergonzante de la especie humana? 
  3. ¿Por qué las madres heteras actuales en esa misma franja de edad -e independientemente de su nivel sociocultural- siguen diciendo a sus hijas que hagan lo que hagan en la vida tienen que estar monísimas de la muerte porque de ello depende su autoestima (además les irá mejor, dónde va a parar, oiga), y al mismo tiempo advierten a sus hijos de que no les embauque una lagarta de ésas con minifalda?

Mi estupor se debe, principalmente, a que se repite la palabra igualdad en todos los tonos y acentos posibles, mientras se ocultan, disculpan o soslayan conductas intolerables que a todas luces colocan la soga al cuello de quienes las practican sin preguntarles de qué demonios van. El principal enemigo de la justicia social es el doble rasero, y que nadie me venga con aquello de que la hipocresía está sólo en la clase política, la Iglesia Católica y los medios de comunicación de masas, porque no es cierto. Mi psicóloga me dice que pobrecitas ellas con su inconsciente... Claro, ella barre para casa: cuantas más mujeres contradictorias haya para tratar, mejor podrá demostrar que la psicología es una necesidad social y no mera charla de confesionario.[*] 

¿Podemos atribuir todo ese cúmulo de contradicciones a un Síndrome de Estocolmo brutal y masivo? Si es así, espero que pronto, en lugar de tantos permisos de maternidad, los Servicios Sociales inviertan en psicoterapias. A la vista está que son mucho más dañinas las madres contradictorias, transmisoras de comportamientos suicidas, que las mujeres realmente libres, es decir, aquéllas que no necesitan el aplauso ajeno ni la superación de metas improbables para sentirse razonablemente felices y completas.

[*Frase editada el 6/12/2012]

martes, 6 de noviembre de 2012

¡VICTORIA!


El matrimonio gay es constitucional



  • El Tribunal avala la Ley aprobada por el Gobierno de Zapatero y recurrida por el PP de Rajoy. 
  • Ocho magistrados, uno de ellos conservador, respaldan la norma. Más de 22.000 parejas se han casado desde su entrada en vigor.


Estaba cantado, y no me gusta nada el titular de El País, pero es la noticia del día, y sin duda me alegra muchísimo. Es para celebrarlo, ¿no?

domingo, 4 de noviembre de 2012

En esta tarde gris

Tarde gris, parque verde. Es como aquello de "mañana de niebla, tarde de paseo". Cuando llegan las lluvias del otoño, reverdezco como las plantas.

Ha llovido gran parte de la mañana, igual que ayer. Tuve que ponerle el chubasquero a Toby para acompañarle en su paseo. El parque y su Arroyo Culebro reventaban de brotes de hierba, que Toby supo aprovechar para su purga periódica. El aire es limpio y vitaminado.

En esta tarde gris no voy a morir ahogada en llanto, al contrario. Tengo muchas cosas estimulantes que hacer, concentrada y en silencio. Como también me estimula esta versión de la gran Martirio, cantando tango con su quejío característico. Lo siento por los puristas "juliososinos", pero Martirio es mi debilidad, mi vitamina.

La fusión musical es mi lluvia de otoño en el secano castellano. Ya flipé con Bebo y Cigala en su versión de Lágrimas negras, pero hoy, bajo este cielo plomizo, el tango visto por Martirio es mi copa de vino con queso de oveja.