RECORTES NO

martes, 28 de febrero de 2012

I had a dream...

Sí, era casi un sueño. Me preguntaba yo cómo podría probar una Harley... Y la semana pasada me llega un mail de Portalmotos, anunciando una fiestuki de presentación de los últimos modelos 2012 en Makinostra, sede de la marca en Madrid. A la presentación no me apetecía ir, pero ¡oh, maravilla! ¡TIENEN MOTOS EN ALQUILER! Ni me lo pensé. El viernes al mediodía fui, dejé mi Suzuki V-Strom en su garaje, y salí con esa Señora tan enseñorada que veis a la derecha de estas líneas. Cuando salí a las calles de Madrid con esa música bajo los muslos, pasando las marchas con el tacón... No me lo podía creer.

La idea de darle la sorpresa a Morritos, muy baja de moral por su salud, era gran parte del plan. Hace meses que no puede subirse a una moto por la rodilla, pero en ésta sí que iba a poder, al ser mucho más baja y amplia que la mía. No hicimos muchos kilómetros, pero fueron suficientes para sacarnos la espinita. Recuerdo sus ojitos alucinados cuando estuvimos en la concentración motera de Motarres i orgullossos en Lloret de Mar (2007). Miraba las Harley con admiración y deseo... Ahora ya podemos decir que no hemos sido solamente espectadoras, ¡hala!

Detalles técnico-moteros (por si interesan)

Motor: Sí, eso sí que ha sido una experiencia única. Montar una bicha de 103 pulgadas cúbicas (redondeando: 1.590 centímetros cúbicos) y circular a 130 por hora a menos de 3.000 rpm, es como conducir un diesel de 2 ruedas. El par motor y la relación de cambio son de ensueño. Fiel a su tecnología, Harley Davidson cumple 100 años justos construyendo motores bicilíndricos en V... ¡y refrigerados por aire! Por ese lado, un aplauso fervoroso a los ingenieros de Milwaukee. Quien tenga esa moto se la podrá legar a sus nietos tranquilamente.

Conducción y manejo: demasiado especial  para mí.
- No es una moto para todos los días, y eso la descarta para mí. Voy en moto casi a cualquier sitio, 365 días al año.
- Pesa 330 kilos (casi el doble que mi japonesa trail), y aunque es muy manejable, sería incapaz de levantarla yo sola si se me cayera. O sea, no es para circular por ciudad, donde -además- consume demasiado para mi bolsillo y conciencia ecológica.

Aparte de eso, yo concibo la moto casi como un caballo con ruedas: necesito estar montada encima, mirando la carretera por encima de su cabeza, y no sentada en medio, como metida dentro. ¿Hay otras Harleys? Sí, pero entonces tendrían otros inconvenientes (coste de mantenimiento y seguro sobre todo).


ERGO: definitivamente, soy de japos. Económica, versátil, práctica, y de escala europea

6 comentarios:

Candela dijo...

¡qué motazas! Son preciosas. Me alegro de que hayas hecho realidad este sueño y este regalo.

Olga_C dijo...

Sip, Cande. Muy gratificante. Es la clase de regalos que hay que hacerse de vez en cuando.

farala dijo...

Those dykes on bikes!

Olga_C dijo...

Yeah, farala, abso-fucking-lutely ;-)

Gatita oscura (GO=AVO) dijo...

No había visto esta entrada, que pasada de moto, me hubiera gustado estar hay, yo también me hubiera alquilado una Mmmmmmmmmmmm me encantan las motos, que envidia me das ;)

Un Lametoncillo

Olga_C dijo...

Nada, nada.. ¡Fuera envidia! Sácate el A y disfruta de la moto que más te guste. Si quieres, puedes. :-)