RECORTES NO

viernes, 16 de diciembre de 2011

Un recuerdo para Goofy

¡Passa Cachu, colegaaaa!
El pasado día 12 (lunes) hizo un año de la muerte de nuestro querido Goofy (a la derecha en la foto). No tuve tiempo de escribir nada entonces, pero me acordé, cómo no. Además, utilicé esa misma foto para ilustrar un calendario que le voy a regalar al peke estas Navidades, con la misma leyenda que le pongo aquí.

Goofy sigue estando con nosotr@s en casa, y no sólo porque tiene su última foto entronizada en la mejor pared de la casa, sino porque nuestro encantador Toby nos lo recuerda a cada instante. Por eso Adri lo llama a veces "Reencarnación". Goofy vive aún en nuestros corazones, y revivimos la experiencia de haberlo tenido en la familia, aunque sólo fuera 10 meses, porque nos aportó equilibrio, paz, alegría, cariño... Inolvidable en todos los aspectos.

Encima, era sociable a la primera con personas, perros, niñas y niños. En la foto juega con Cachu, el perro de una amiga de Morritos en el Parque de La Fortuna, el mismo día que se conocieron. Amor a primera vista, y eso que Cachu, ya algo mayor y con un carácter tranquilo pero muy "suyo", tiende a ser muy selectivo con sus amistades, sobre todo caninas. Siempre hemos dicho que era un ángel. ¡Hasta siempre, pelúo guapo!

[Off-topic: Sé que no me lee ni Diosa y que mis chorradas de animalera sensiblera no le importan un pimiento a nadie, pero ésa es la ventaja de tener un blog: escribo para sentirme bien, para no arrepentirme de haberme callado, y para que nadie diga que no he ejercitado mi pasión por la palabra y el pensamiento.]

7 comentarios:

sorella dijo...

Alguna diosa te lee :)

Preciosa esa foto, pero más que nada el recuerdo que os ha dejado. Los quiero a todos.

Besillos

Anónimo dijo...

Que lindo. Gracias por mostrar a Goofy. Me alegro de que hayais sido una buena compañia mutua.

marga dijo...

yo sí te leo, y amo a los animales, y escribo (o posteo un video) para no sentirme tan mal, a veces...

besos para todos los animalitos, los que están y los que ya se fueron como Goofy y nuestro también inolvidable Marlon, un gato-perro fiel, inteligente y compañero como pocos que nunca dejaremos de extrañar.

besos

Cecilia Vadel dijo...

Yo te leo un poco desde el anonimato porque recién arranco en esto de tener un blog y a veces me parece que todas se conocen así que me mando guardar. Yo también perdí un perro, un amigo, un compañero. Y no hace mucho, así que entiendo perfectamente por lo que estás pasando. Te mando un abrazo fuerte y prometo comentar más seguido.

Anónimo dijo...

Hola guapetona.
Yo también perdí a una gata que estuvo conmigo 14 años, a pesar de que dicen que los gatos son ariscos la mía era como un perro de cariñosa y fiel. Sé que aún perdura algo de ella en mí.
Aprovecho para felicitarte, Olga, que creo que este lunes fue tu cumple.
Recibe un cariñoso abrazo desde Valladolid,
Aitor.

Olga_C dijo...

¡Anda! Llevaba meses sin recibir nunca más de 2 comentarios, y de repente... ¡5 de golpe! Debe ser the Spirit of Christmas :-D

- sorella: gracias por tu primer comentario, sobre todo ahora que vas a cerrar tu blog. Me alegro que seas animalera como yo.
- Anónimo: me alegra que te guste la foto y entiendas la relación tan intensa que se puede tener con un animalito como ése.
- marga: por supuesto que el comentario no iba por ti (bien lo sabes). Eres mi más asidua comentarista y seguidora, y me consta que tan animalera o más que yo. Un recuerdo para Marlon, que veo casi a diario visitando tu blog.
- Cecilia Vadel: gracias por tu comentario y por darte a conocer, así puedo darte la bienvenida a esta blogosfera.
- Aitor: ¡Gracias, muchachotee! Mira que acordarte de mi cumpleaños... Eres de los pocos que no sean de mi familia (2 para ser exactos). Y como ves por el comentario de marga, no eres el único que ha tenido un gato-perro :-) Dale recuerdos de mi parte a Marta y toda la peña de Pucela.

Anónimo dijo...

Hola Olga!
Recuerdos dados a Marta y feliz 2012!
Cuídate mucho, ;)
Un abrazo,
Aitor.