RECORTES NO

martes, 14 de diciembre de 2010

Muertas de dolor

Estamos (sí, en presente) enamoradas de nuestro Goofy, que sigue y seguirá dentro de nuestros corazones siempre. Ahí está él, tan guapo, y a su lado la fecha de su muerte.

El domingo por la tarde, volviendo de un fin de semana maravilloso en casa de Toñi (Antonova Masedoska), hicimos una parada a 87 kms de Madrid, en el Mesón Los Charros (Otero, Toledo). Un hijoputa que iba a toda hostia por la vía de servicio nos lo atropelló fatalmente. Eran las 18:30, y es como si desde entonces se nos hubieran parado todos los relojes.

No quiero poner aquí detalles tétricos, pero llevamos 2 días llorando, y lo que nos queda... Tampoco voy a gastar rabia o clamar venganza. No tenemos fuerzas para eso.

Era el señor Goofy, mucho más que un perro, que nos enseñó a amar la vida con humildad, paz y entrega a los demás. Es un ángel sin alas que cayó un día en casa, sin saber cómo, y se fue cuando su misión quedó cumplida. Ahora está haciendo el bien en otro sitio, reencarnado en algún otro animal o persona.

Que te vaya bien, pelúo guapo. Has sido lo mejor que ha pasado por nuestras vidas.

24 comentarios:

patch-blue dijo...

Que dolor!!! las acompaño en la distancia, entendiendo lo que estan viviendo, y les mando un abrazo inmenso. Por Goofy y muchos otros como èl que vienen a regalarnos un amor que no todo el mundo puede llegar a comprender.
Patch

MyA dijo...

Lo siento muchísimo... No hay palabras de consuelo, os enviamos mucha fuerza y un gran abrazo.

samaktub dijo...

Un abrazo muy fuerte, sé lo que es perder un goofy, duele tanto...

kali dijo...

con lo que era goofy para vosotras... qué shock, menudo disgusto!!! lo siento mucho guapas

farala dijo...

ya sabes que estamos ahí para lo que querais...

Goofy es irremplazable, un ser tan especial...

Candela dijo...

Lo siento, de verdad, Olga. Me duelen estos bichos queridos, de lo mejor que nos acompaña en la vida. Un fuerte abrazo

Olga_C dijo...

Muchas gracias a todas por vuestro apoyo y ánimos. Seguimos llorando y con un enorme vacío. Necesitamos tiempo, ya os contaremos si adoptamos a otro angelito. Seguramente es lo que Goofy habría querido.

Besos.

Anónimo dijo...

Gracias Goofy por haberme dando tanto en tan poco tiempo, y gracias a vosotras por ofrecerme la posibilidad de conocerle, desde luego fué un perrito que jamás olvidaré, FUÉ FANTÁSTICO CONOCERLE.
Antonova Masedosky

Olga_C dijo...

Ays, Toñi, eres un encanto, de verdad. Gracias. Te aseguro que Goofy también disfrutó mucho de tu casa y compañía. Pocas personas son tan sensibles como tú en esto de los animales. Más besos.

Marcela dijo...

ay, lo siento mucho, de verdad, qué pena; comprendo lo que estás pasando. Lo que sí es cierto es que Goofy tuvo una vida preciosa con vosotras, él no lo cambiaría por nada, eso fijo.

marga dijo...

lo siento con todo el dolor de mi alma
un abrazo

ISA dijo...

Que tremendo, os entiendo perfectamente porque hace poco tuvimos nosotras un pérdida parecida, aunque no tan trágica: al nuestro se le veia venir, y si tenéis fuerza pillad a otro, lo que dijo Rosalia de Castro es cierto: un clavo saca otro clavo. Nunca os vais a olvidar de Goofy, os llevará tiempo, pero podéis dar vuestro cariño a otra personita.
Un Beso

Olga_C dijo...

Marcela: Cierto, Goofy no se merecía menos.
marga: Gracias, mi niña. Besos.
ISA: Muchas gracias por tu apoyo a ti también. De verdad que lo estamos pensando.

Anónimo dijo...

...buffffff, no sé qué decir, qué mal, yo todavía sigo llorando desde que el 9 de agosto se fue mi perrita cocki, después de compartir su vida conmigo durante 16 años(rescatada de la calle, abandonada por algún(a)sinvergüenza), muchos ánimos y besos. Ellos nos han cuidao y lo siguen haciendo.Montse(Zuera)

Olga_C dijo...

Vaya, Monn, te acompañamos en el sentimiento por cocki. Veo que eres de las que saben todo el bien que nos hacen esos pequeños seres maravillosos. Gracias por tu apoyo a ti también y un beso.

Nefer dijo...

Joer, Olga me he quedado superjodida al leerlo. Sólo darte ánimos, para lo que necesiteis. Besos

ELO Y YOLA dijo...

Acabo de encontrar vuestro blog en estas lamentables circunstancias.
Sé lo que es perder a un animal de esa manera, a un animal que es parte de la familia, sucursal de nuestro corazón. Nunca se le deja de querer, y pase el tiempo que pase siempre se acaban recordando las cosas vividas con él con nostalgia.
Es preciso un tiempo de duelo, no os precipitéis. Pero supongo que Goofy querría que acogiérais a un perrito que lo necesitara y que le quisiérais tanto como a él.

Ratoncito Ayala dijo...

Uff..., muy doloroso!

Yo he tenido siempre angelitos como Goofy pululandodo por casa. Ahora mismo tengo un rubio y cabezón yorkshire que hace las delicias de mis padres y las mias.
La verdad es que muy poco se pueden decir cuando ocurren cosas como estas.
Ánimo y un fuerte abrazo!

Olga_C dijo...

Befer: Gracias. Siempre es grato saber que la buena gente entiende tu dolor.
ELO Y YOLA: Sí, es lamentable descubrir algo en estas circunstancias, pero aun así se agradecen vuestras palabras. Le he trasmitido vuestro consejo a Espe, que esta misma mañana, saliendo de trabajar, al acostarse me dijo: "Traeme a Goofito, porfa". Él siempre dormía con ella.
Ratoncito: No hace falta que digas más. Con saber que hay alguien más que considera a esos seres como angelitos deliciosos, nos basta.

Besos a tod@s

Olga_C dijo...

Huy, perdón ;-D. Befer no, Nefer.

Lena de mar dijo...

Hola Olga, lo siento muchísimo en el alma... Goofito está en el cielo de los animales haciendo compañía a Xina, Llum, Lian y Santa, perris y gatis amados y amadas.

Comparto vuestro dolor y os mando un abrazo muy muy intenso y dulce.

Lena

Olga_C dijo...

Gracias, Lena. Seguramente está hecho un rosco en el sofá más calentito del cielo, saltando y jugando con tus perris y gatis :-)

ELO Y YOLA dijo...

Hola, Olga, soy Yola. Siento mucho lo de tu perrito. Elo ya había leído lo que le ocurrió, me lo contó pero, es ahora cuando lo leo yo y he llorado como una tonta. Lo siento de veras. Hace 4 años regalé a mis sobrinas un yorksai, Pepón, no lo podían cuidar y me lo quedé yo, este verano en la playa fuimos al cumple de una amiga, era por la noche, lo perdí de vista durante un minuto, creí que lo había perdido para siempre y me puse tan mala que nos volvimos a casa. Tengo fibromialgia y generalmente estoy bien, sin embargo, si sufro una situación de estrés o nerviosa me duele todo el cuerpo, hasta las pestañas, nos quedamos sin fiesta pero era feliz porque tenía a mi perro. Esa noche me di cuenta realmente de lo mucho que había llegado a querer a este animalito. Jamás había tenido perro y no creí que el amor y cariño incondicional que diariamente te dan te cale tan hondo. Así que me puedo imaginar, tan solo un poco lo duro que tiene que ser que ya no esté. Os acompaño el sentimiento y perdonad que me enrolle tanto, soy sagitario y esto nos ocurre a veces. Un abrazo. Yola.

Olga_C dijo...

Gracias, Yola. Veo que entiendes y sientes perfectamente el enorme aporte emocional de estos pequeños seres. Yo también soy sagitario :-) Besos.