RECORTES NO

sábado, 28 de agosto de 2010

Quien escribe, se la juega

Escribir no es tan difícil... :-)
... porque escribir es compartir. Hasta compartir un mechero con alguien que te pide fuego en la calle comporta un riesgo. No se te ocurre pensarlo hasta que sucede algo inesperado.

A la inversa, también es cierto que quien no escribe / comparte, nada se juega. ¿Egoísmo? ¿Miedo / inseguridad? ¿Autoestima bajo cero? ¿Nada que compartir?

El mayor riesgo de la escritura es la incógnita del lector. Al ser imposible prever lo que pasa por la mente de quien te lee, l@s autor@s a menudo optamos por cierta dosis -mayor o menor- de egocentrismo. Es lo que comúnmente llamamos "escribir para un@ mism@", postura no sólo egocéntrica, sino un tanto paradójica: ¿¿escribir para compartirlo con el papel/disco duro??

Cuando has escrito mucho, sobre muchas cosas distintas, y a lo largo de muchos estados de ánimo y madurez diferentes, no siempre es fácil conservar la conciencia de para quién o para qué escribes. En un blog, piensas más en que el post quede "bonito" y no tanto en quedar bien con alguien en concreto, tu implied audience, o lector@s potenciales. Resultado: por un simple 'yo' en lugar de 'nosotr@s', o algún detalle similar, la puedes liar parda en algún sitio.

¿Mejor callarse, pues? A veces lo pienso...

¿Escribir sólo de forma impersonal/abstracta? Cierto... la asepsia reduce riesgos, pero la esterilidad no llega muy lejos.