RECORTES NO

sábado, 23 de mayo de 2009

Para MamPaq, mi madre

video

8 comentarios:

Candela Cano dijo...

Nuestras madres... me he ido dando cuenta de que ellas, las de esas edades más o menos, pertenecen a una generación ausente de abrazos, en donde las emociones no se transmiten. Como mucho las intuyes en el fondo, pero no las materializan. Son esas madres que se dejaban el alma para que no te faltara de nada: comida, ropa, escuela... Así serían educadas, supongo.

Un abrazo, Olga. Me he emocionado al verte y al oirte.

marga dijo...

un video muy emotivo...

hace rato que no leo ningún blog y no sé por qué lo has posteado pero lo único que me viene a la cabeza es que las madres son así, especialmente algunas madres, quizás tenga que ver bastante lo generacional en nuestros casos, nunca he logrado por ejemplo que mi madre me dijera que me quería, su respuesta siempre ha sido: 'como no te voy a querer!', que para un niño, eso y decirle que no es más o menos lo mismo...
un abrazo

farala 68 dijo...

ay Olguita, no se si me gusta ver cómo te vas poniendo triste por momentos... es tremenda la relación con las madres, ese cordón umbilical que apenas rompemos aunque le den machetazos emocionales. un besazo enorme, (espero qe le gustaran los huesos del jamón!! jajja!)

Anónimo dijo...

Hola Olga.
Soy Aitor, de Valladolid y por casualidades de navegación por internet mi barco ha llegado a tu blog y me he encontrado con tu vídeo. Decirte del tiempo que has pasado que estás muy guapa y que me has hecho recordar mi infancia con mi madre.
Un besote.

kali dijo...

uff el tema madres es complicado. mucho. sobre todo cuando quieres algo que no pueden o quieren darte.
un beso

Olga_C dijo...

Cande y Marga: Sí, debe ser generacional, sé que no soy la única que echa eso en falta, que antes educar consistía en que "no nos faltase de nada". ¿Será por eso que ratita y yo somos soy tan besuconas?

farala: Me salió así, qué le voy a hacer... Y sí, le gustaron mucho, seguro que usa alguno de esos huesos un día de éstos y me llama para decirme lo rico que estaba. Ella es así...

Tortorrrrrr: Cuánto tiempoooo. Gracias por tus piropos, xikitínnn. Por tu comentario y otros tantos, veo que mi relación con mi madre no es única, ni mucho menos.

kali: Tu quoque, filia mea? :-)

Besos a tod#s.

PULGACROFT dijo...

Hola Olga he llegado a tu blog porque Ave me recomendó que viera tu video del orgullo de Zaragoza, lo he visto y ahora lo comentaré donde corresponde, pero al ir mirando un poco tu blog me he encontrado con este post que me ha llamado mucho la atención.
Lo primero decirte que me ha emocionado quizás más porque yo (que tengo 38 años) perdí a la mí madre con 28 (ella tenía 51) y fue un ejemplo de lucha (contra su enfermedad) y amor para su familia como no te puedo explicar...yo sí que tenía mucho "contacto emocional" con ella y por eso siento al verte y oirte que a ti te falte eso porque para mí es muy muy importante...
Veo que empiezas el vídeo con mucho cariño pero no sé si después se transforma un poco en resentimiento (quizás es sólo impresión mía eh?)...de todos formas me ha encantado tu homenaje Olga.
Te deseo muchos muchos años de poder disfrutar de tu madre.
Un beso
;)

Olga_C dijo...

No, resentimiento, no, Pulga. Sólo dolor por esa pequeña pieza que me falta. Me dio lo que tenía, todo y más. Pero "eso", no. ¡Qué le vamos a hacer!
Besos.