RECORTES NO

jueves, 28 de mayo de 2009

Repasando mi música para meterla en el móvil, he reencontrado esta canción de Eva Cassidy, que me encanta. Que la disfrutéis.


jueves, 21 de mayo de 2009

Azul

Es tu color favorito.

Escribo en azul cuando hablo de algo importante.

Los 2 capítulos de nuestro libro los he publicado en azul.

Hoy, cuando Adri me contaba la charla de Gonzalo Moure, me miraba con sus enormes ojos azules como los mares del sur.

He puesto una foto de un cielo azul, porque es el que mejor nos sienta cuando viajamos en moto. Es delicioso sentirte tan agarradita, palpar de vez en cuando el muslo de tu vaquero, casi siempre azul.

La moto es azul, y la cazadora que sueles llevar cuando vamos juntas, también. Nos robaron un casco azul, por eso compré uno del mismo color.

En el baño, casi todo es azul, incluyendo tu cepillo de dientes. El mío es verde, pero sólo para distinguirlo.

El primer juego de sábanas que compré para nuestra cama es azul. Mira que había colores en IKEA, pero fue automático...

El tabaco que fumo viene en un paquete azul. El anillo que llevo en el dedo corazón de la mano izquierda es de plata y lapislázuli. Me lo regalaste tú.

Cuando estoy triste, siempre me acuerdo de la canción de Roberto Carlos, la del perro triste y azul.

Es imposible no pensar en ti cada momento, cada calada de cigarrillo, cada vez que me lavo los dientes, cada vez que me subo a la moto, cada vez que me siento en el sofá-cama donde pasamos nuestra primera noche juntas.

Me he azulado contigo, has fijado mis azules, he descubierto nuevos azules a tu lado. Nuestra franja en la bandera multicolor es la penúltima, somos las azules del arco iris. Ésa es la fracción indeleble de nuestro Orgullo.

Te quiero azulmente.

¿Y todavía dudas que te lleve dentro a todas horas?


miércoles, 20 de mayo de 2009

Patología, Síndrome, Cóndrome... Ignorancia y ruina de los valores

El lunes el 20 minutos publicó una entrevista a Pablo Pineda, el primer Síndrome de Down europeo que consiguió un título universitario.

Pablo es malagueño, Diplomado en Magisterio en la especialidad de Educación Especial, estudia Psicopedagogía, prepara oposiciones y tiene 34 años. Hay superdotados que a su edad ya han llegado mucho más lejos, pero tampoco son millones.

En cambio, se cuentan por millones los chicos y chicas guapísimos y guapísimas de la muerte que no le llegan a la suela del zapato, aunque no dudarían en reírse de él si lo tuvieran como profesor, y cuyos casi analfabetos padres se considerarían autorizados para dudar de su capacidad intelectual y/o profesional. O tempora, o mores...

Pero no, no voy a comparar a este joven universitario con otras "mentes privilegiadas". Estoy un poco cansada de impartir justicia "políticamente correcta". Si la sociedad crea monstruos, que los ponga en su sitio pronto, o lo tendrá que hacer la historia, que siempre es más desagradable y doloroso.

Hoy toca hacer otra comparación, no entre personas, sino entre conceptos y palabras.

Pablo nos da la primera en la frente: no es lo mismo enfermedad (o patología, en la terminología científica) que síndrome. Ese tercer cromosoma en el par 21 no se puede corregir de momento, pero no es una enfermedad para quien lo TIENE (segunda en la frente que nos da el Sr. Pineda), porque no necesariamente lo SUFRE.

He ahí la sustancial diferencia: patología viene del griego pathos ("sufrimiento"), mientras que syndromos significa "que choca con algo", o también "compañero de viaje".

Y no hay más que hablar sobre los SD (Síndromes de Down): el par 21 los acompaña toda la vida, y PUNTO. Lo mismo pasa con la estatura de una persona más alta/baja que la media, o el color de los ojos o de la piel. Cualquiera de estos rasgos (SD, estatura, iris o pigmentación) es PERMANENTE, y solamente representará un problema si el entorno social "decidiera", mediante las correspondientes y variopintas medidas represivas, que son "malos", "feos", o "dignos de compasión".

Con un par de hostias verbales-conceptuales, Pablo Pineda coloca el tema en su sitio y nos da una lección sencillísima y de lo más polivalente. En una sola frase:

La sociedad, a veces la medicina, convierte en enfermos a quien le parece que deben serlo, y sólo por motivos inconfesables

Tampoco es nada nuevo: ya se va aceptando que el embarazo no es una enfermedad, y se está volviendo al parto en casa. Aún queda camino, pero ¡por fin la cordura regresa al hogar!

Ahora que hemos sido capaces de rectificar, o actualizar, o quizá simplemente recordar, nuestros criterios para diferenciar un peculiar compañero de viaje de un verdadero dolor, os pido que, sin dejar de pensar en Pablo Pineda, tengáis en cuenta lo siguiente:

  1. Olga Baselga TIENE cariotipo XY
  2. Olga Baselga NO SUFRE más que cualquier otra mujer en sus mismas circunstancias
  3. La transexualidad de Olga Baselga es una peculiar pero llevadera compañera de viaje si se sabe aceptar y hacer aceptar
  4. Olga Baselga no ha elegido ser mujer, ni tampoco ser transexual, ni siquiera ser lesbiana, sólo eligió el momento de dejar de ocultarlo
  5. TODOS los problemas que ha tenido Olga Baselga en su vida se han debido a que la medicina, y por tanto la sociedad, la ha considerado una enferma, un peligro, un crimen contra la naturaleza, y qué sé yo cuántas cosas más...

Cambiad Olga Baselga por Pablo Pineda, transexualidad por SD, y mujer por hombre, y casi casi tenéis 5 frases igual de exactas y comprensibles. ¿Curioso, verdad?

Pues así de fácil es explicar la transexualidad, tan fácil como lo es colocar a Pablo Pineda en el lugar que se merece. La opacidad del término sólo se debe a la ignorancia, y la poca o mala aceptación de las personas que la tienen sólo se explica por la escasez de valores sólidos derivados de un conocimiento libre de prejuicios.

Es un poco triste que los lectores de esa entrevista todavía están lejos de poder aplicar esas sencillas pero definitivas enseñanzas de Pablo a otras personas.

Es lamentable que los jefes de personal nieguen el trabajo a personas como yo, creyendo hacer un favor a la empresa y a sus trabajadores.

Sin saberlo (o quizá sabiéndolo, no sé), Pablo Pineda ha ayudado al colectivo transexual, con un par de bofetadas a una terminología viciada y analfabeta. Así de fácil.

Sin duda por eso soy luchadora, y me temo que todavía algo rabiosa...

martes, 19 de mayo de 2009

Candela... ¿Y ahora qué digo? Jo...

Si ej que no pue seeer.

Te metes en la blogosfera, por aquello de tomarle el pulso al pensamiento de las sisters, cotillear un rato, arreglar el mundo o crucificarlo, llorar o reír, tocando teclas y ratones...

Te crees que ya está, que es como un diario con pie de página interactivo...

Pos... no. Resulta que te leen, que les gusta, que te conocen mejor que tú misma por lo que escribes... Y en una de estas carambolas aparece Candela.

Podría repetir eso de "... en mi vida me he visto en tal aprieto...", pero no es así.

La idea me encanta. Alguien te menciona como galardonada, y para hacer honor a tal honor, lo exhibes con otras 10 que tú consideras galardonadas. Así que... para merecerme esa mariposa tan chulísssima de la muerte, allá van:

  1. Farala, of course. Porque me encontró blogueando, me presentó a la blogosfera, y el otro día a su ansiada novia, también blogodependiente. Me ha hecho reír, sonreír, llorar, recordar y pensar. Es curioso que nunca hayamos sido amigas antes. No nos merecemos esa distancia, que sólo reducimos por aquí, que tampoco está mal...
  2. Hester, it goes without saying, dear. No sólo es amiga y casi homóloga de Farala, sino que crea y vive el texto al traducirlo, como yo siempre me he sentido al hacerlo. Donde pone la palabra, hace Diana. Toda una cazadora literaria, a fe mía... El Acierto es lo que mejor la define.
  3. Marga, tan distante y sin embargo nada distinta, ya que comparto su visión crítica del mundo, su racionalismo lleno de pasión y su necesidad de visibilizar lo obvio, que no es tarea fácil. Y cómo canta su amor a Vero... es hermoso.
  4. Candela, como noooo killlaaaaaa. Tienes una manera muy docente de escribir, como yo. Se nota la (de)formación profesional, jejejeee. Nos parecemos en lo mismo: rebeldes, y sin embargo clásicas de pensamiento y proceder. Eso sí, me gustaría tener tu sosiego, a ver si aprendo leyéndote.
  5. kali... ingenio, ironía y siempre por encima de todo. Nada la perturba... No sé cómo lo hace. ¡Cuando sea mayor quiero ser así, joder!
  6. Dreora... para mearse de risa. No, no digo que sea una payasa... Tampoco está loca, nonono. Sabe hacer y decir lo que tiene gracia de la vida. Puro humor aragonés. Se parece a mi Marmotica, mi amiga de Zaragoza.
  7. Marcela, otra profe. ¡Somos legión! Y encima asturiana de pro. Me gusta tanto Asturias... Buena gente, frescura y paz. Todo eso en un blog... jo, qué suerte tenemos.
  8. Switch Off and Let's Go... Síííí, eso mismo: apaga y vámonos. Reflexiones y análisis muy actuales sobre traducción y doblaje. Tiene un tono más profesional que personal, pero me hace pasar muy buenos ratos. Su otro blog, la navaja en el ojo, es menos monográfica y de altos vuelos filosóficos. Todo un cerebro.
  9. Bea y su Neuronas zurdas es un canto al tópico gallego: si te la cruzas en una escalera, no sabes si sube o baja. No hay quien la entienda, especialmente ella misma. Leerla es una pura pérdida de tiempo, pero a la vez reconfortante: ¡gracias a Diosa no me parezco nada a ella, ni mis amigas tampoco! (Desde el cariño, ojo).
  10. Mercedes, una luchadora imprescindible. La pongo en último lugar para que se la vea más, ya que su leit motif es la visibilidad, tan necesario, eso tan difícil y sencillo a la vez. Leerla me da ánimos y fuerza cuando todo me parece inútil.

Muchas gracias, Cande, por este precioso premio. Muchos besos. Y no te preocupes, estoy bien, sólo atareada en una vida que no me da suficientes horas al día para todo, y que últimamente cambia muy deprisa.