RECORTES NO

lunes, 15 de septiembre de 2008

Cartesiana, quamquam regina mea somnium felicitatis

Aviso a blogueantes: las futuras entradas de este blog tendrán todo y nada que ver con lo que sigue.

Soy mujer, feminista, lesbiana, luchadora a favor de la visibilidad. ¿Debemos proteger del rechazo a nuestras/os hijas/os ocultando nuestra condición? Si lo hacemos, ¿cómo les explicamos cuando crezcan que nos consideramos menos valientes que las heroínas que nos precedieron? Por favor, leed
el rosario de la madre de farala68. Ya tenemos los nombres, ahora pasemos a la acción, aunque sólo sea leyendo y escribiendo a partes iguales. Y eso no excluye soñar...


El enemigo de la humanidad sigue siendo la falocracia, pero mucho más el heterocentrismo. Hay demasiadas feministas que no se dan cuenta de eso. Algunas son vaginocentristas y vaginócratas, lo cual es imprescindible cuando se hace conscientemente. Si no es así, el razonamiento es cojo por los mismos motivos que se pretende combatir.

Soy cartesiana, aunque mi reina es el sueño de la felicidad. ¿Por qué en latín, os preguntaréis? ¿Soy así de cursi/pretenciosa/culterana/...? Sí y no a cualquiera de estas opciones.

Soy filóloga, lo llevo ya en la sangre. Lingüista histórica, encima. Si me gusta explorar los confines de las palabras, aún más el desarrollo de la expresión humana a lo largo de los siglos.

No soy latinista. Mi blog no es un homenaje a la cultura clásica en general, ni pienso dedicarlo al latín. Soy pensadora, soy libre, mi blog es prueba de que existo. Tengo cosas que decir. Hablo 6 idiomas, y no cuento el latín.

Leí a Descartes por primera vez en francés, hace 30 años. No era romano, ni cura, sino un pensador. Lo cito en latín y en español. Me da ese punto, mira tú...

Tengo un sueño imposible, pero mío. A la profe de filo del Liceo la llamábamos la cojita, por aquello del Cogito... Quiero volver a pensar como lo hacía entonces, con 18 años. Fray Luis de León lo dijo antes que yo, retomando la palabra después de años de presidio: "Como decíamos ayer..."

Soy Sagitario, por tanto racional y soñadora al 50%. Adoro a Descartes a la vez que me cago en toas sus muelas. ¿Queda claro ahora?

Voy a hablar de las cosas que me importan, casi nunca gratuitamente, o quizá sí... No me planteo metas ni métodos. Una vez elegido el tema, le dejaré elegir cómo quiere que lo exponga, según el principio de "let the data decide".

Quiero ser feliz, aunque esto sea mi epitafio. Me planteo hacer un blog por primera vez como si fuera lo último que voy a hacer en esta vida. Sólo así puede salir bien.

Y ahora vais y lo cajcáis.

4 comentarios:

farala 68 dijo...

me encanta lo contagioso que esto puede llegar a ser, jejeje. maravillosamente contagioso. Como declaración de intenciones no puedes ser más clara. Bien devenida, olga. Ya estas en mi lista de blogs.

Hester Prynne dijo...

Muchas gracias por la visita y por el enlace que, leyendo tu magnífica declaración de intenciones, no dudo en corresponder. Te leeré a menudo. Besos de filóloga a filóloga.

Olga_C dijo...

Wowwww, nada menos que la Hesterrrr. Me siento honrada hasta las trancas. Gracias, coleguita, un beso :-)

gata dijo...

¿Lo puede cajcar? :-P