RECORTES NO

viernes, 19 de septiembre de 2008

Bofetadas, llantos y silencios


Ayer no posteé nada. Día de espera. Tocaba reflexionar en otras cosas, otros sitios.

Esperaba una llamada de mi futuro trabajo que no llegó. Tal vez llegue hoy, y si no, a esperar el día 6 para empezar el cursillo de formación de Vigilante de Seguridad. No tengo otra cosa que hacer hasta entonces. Amaro far... ¿niente?

El lunes tengo cita con mi antiguo jefe para decirle que se busque a otra romántica, o una maruja-con-ingresos-auxiliares-a-los-de-su-estable-maridito. Podría hacerlo por teléfono, pero prefiero ver su cara cuando me oiga... Esta vez no lloraré, I promise.

Escribí una larga respuesta al post de Sparkling. Leí la respuesta de Farala. Me llevó más tiempo del que esperaba, y estuve blogueando y respondiendo brevemente en otros, añadiendo y reorganizando urls de sitios interesantes... Así se me fue la mañana.

lo que hago y por qué. No es relleno de tiempo libre. Pienso en voz alta cuando estoy convencida de que mis palabras son más útiles que los silencios que voy a romper, o al menos rasgar.

Nótese que he particularizado: no digo que LAS palabras sean SIEMPRE mejor que EL silencio. Emily Dickinson decía "They shut me up in prose [...] Because they like me 'Still'" (Me encerraron/callaron en prosa... porque les gusto Quieta/Callada). Decidió rebelarse. Qué pena que Internet no existiese entonces para asistir (en ambos sentidos: presenciar y ayudar) a esa rebelión...

Todo el mundo piensa y/o sueña, nadie puede evitar hacerlo. Sabemos que son cosas distintas porque el lenguaje (competencia/actuación) nos permite las dos opciones: hablar de ello... o callar. He elegido hablar de mis reflexiones y de mis sueños, sobre todo del sueño de ser feliz. De ahí el título de mi primer post. De ahí también el subtítulo de mi blog, donde también hago referencia a mi temperamento.

El mundo es cruel. Llama a la puerta y cíclicamente, cínicamente nos descerraja bofetadas sin avisar. John Lennon dijo que la vida es lo que sucede mientras hacemos planes. Yo digo que la vida es lo que sucede entre esas bofetadas. A veces te hacen pensar/reaccionar, a veces sólo lloras, a veces ambas cosas.

Hay que ser fuerte, nos dicen las amigas, para encajarlas y esperar la siguiente sin dejar de vivir. También hay que fajarse para ser autora y actora de esas bofetadas. Eso duele más, porque nunca sabes si has roto un silencio ajeno al tuyo... si has hecho bien llamando a esa puerta.

Estoy triste, ayer también lo estaba. Tenía y tengo miedo a que suene el timbre. Espero llamadas felices que no llegan y temo las que me dejarán la cara dolorida. Quizá me esté dando de hostias yo sola para prepararme las mejillas... No me digáis "no seas tonta", por favor.

No hago más que seguir un criterio. El mío. Escucho y hablo. Escribo y callo, concluyó Blas de Otero. No sé si lo hago buscándome, o encontrando más búsquedas. Sólo sé que es necesario.

Y ahora voy y lo cajco.


4 comentarios:

farala 68 dijo...

pues sigue cajcando que me encanta tu voz, y todo lo que tienes que decir. Que es mucho, por lo que veo. y bien interesante. Oye me lo parece a mi o cada vez te pones más sola en el perfil? pasaste de 23000 a 3, a 2+1, a una sola ahora.

marga dijo...

estoy comenzando a tener pensamiento mágico
creo que si esperamos la bofetada, la bofetada llega

mejor no esperar nada

^^

Olga_C dijo...

Farala: La explicación es que cuando estaba escribiendo el pie de foto, recordé la canción de Moustaki: "Nous sommes deux, nous sommes trois, nous sommes mille et vingt-trois..." (1.023, no 23.000)Pero me resultó demasiado largo para un pie de foto, así que lo simplifiqué.
Y gracias por tus ánimos.
Marga: seguramente tengas razón, pero ¿por qué dices lo del pensamiento mágico?
Besos.

gata dijo...

Pues sigue hablando y no te calles. Existen muchos oidos dispuestos a escucharte.
Pero si, es cierto, a veces nos cansamos de luchar, a veces solo queremos sentarnos a un lado del camino.